Detective de Ludotecas: Caso 04 – Se Viene la Lluvia

Por Matías Saravia Juegos de Mesa Otros Entrevistas Detective de Ludotecas

Por primera vez vamos a investigar a varias personas al mismo tiempo, debido a su modus operandi en grupo. Se trata de los protagonistas del podcast nacional de juegos de mesa “Se Viene la Lluvia

Hoy: Pablo Camarasa, Emmanuel FernandezGonzalo Cabral

20150919_203031

Matías: ¿Cuántos juegos son los que componen sus ludotecas?

Emmanuel: 61 cuando llegue un pedido reciente de 2 juegos.

Gonzalo: A la fecha contamos con 25 juegos originales, sin contar expansiones. Si sumamos los Print & Play tenemos alrededor de 35 juegos

Pablo: Contando expansiones y Print & Play, unos 50 juegos aproximadamente.

M: Dado que los mencionan como parte de su colección, ¿tienen alguna técnica particular para hacer los Print & Plays?

Pablo: Para nada. Cuando la aduana era más flexible utilizaba Artscow.comprinterstudio.com, dos sitios que imprimen cartas a pedido. Ahora, simplemente montar en a3 e imprimir y cortar. No es muy elegante pero soy bastante perezoso y torpe con las manualidades. De hecho, creo que todos mis P&P tienen alguna carta con un tajo en el medio de cuando se me corrió el cutter.

Gonza: En mi caso nada demasiado especial. Imprimo en mi casa, corto con guillotina, comodidad para cortar varias hojas en simultáneo y que queden con cortes rectos y parejos (parejo bien o parejo mal). Y mi pequeño secreto es montarlas sobre cartas Pokemon en desuso para darle firmeza, no me gusta que queden blanditas. Las pego con  pegamento en barra y generalmente las pongo en folios de colores para que las imperfecciones no afecten al juego.

M: Es curioso que Gonza cuenta las expansiones, Pablo aclara que no las cuenta y Emma directamente no hace la diferenciación. ¿Qué tiene que agregarle una expansión al juego base?

Gonza: Tiene que sumarle algo nuevo al juego base, como por ejemplo mecánicas o variantes que lo hagan interesante. Se agradece si además lo dota con más elementos que sumen a la rejugabilidad del mismo. Con lo que salen algunas expansiones me interiorizo bien para ver si realmente conviene comprarla o invertir en un juego nuevo.

Emma: Me tiene que gustar lo que le agrega al juego. El tema es que si bien creo que una cantidad importante de expansiones de las que existen cumplen con esto, me es prioritario adquirir juegos nuevos (una experiencia diferente más vs el expandir una experiencia que ya está a mano).

Pablo: Solía tener la idea de que todo juego era mejor con expansiones. Ahora ya empiezo a ignorarlas si realmente no me llaman la atención.

M: ¿Qué te hizo abandonar la compra de expansiones?

Pablo: El detonante fue la expansión del Tokaido que tengo hace más de un año y que no he utilizado más que una vez. En la mayoría de los casos tiene que ver con jugar con gente que no conoce el juego y a quien no quiero saturar de reglas. Quizás debería jugar más veces a mis juegos con gente más acostumbrada.

M: Ya que tocamos el tema de la iniciación de jugadores, ¿cuál fue el juego moderno que los inició en este hobbie?

Emma: World of Warcraft the Board Game.

Gonza: El primer juego que jugué fue el Carcassonne. Lo jugué junto a mi novia Morena, el cual fue su primer juego moderno también. Sí, empezamos juntos.

Pablo: A fines del 2012 tuve la suerte de probar por primera vez el The Resistance en las juntadas de jueves que organizaba el Ogro Alegre en su momento. Ese mismo día recuerdo haber jugado Dixit y 7 Wonders y quedar obnubilado por lo que acababa de experimentar. Allí comencé mi camino de ida.

20151022_215711

Ludoteca de Emma

M: Tuvieron iniciaciones bastante variadas entre sí, pero evidentemente los efectos secundarios terminaron llevándolos a un mismo camino. ¿Qué fue lo que los atrajo a continuar interiorizándose en los juegos de mesa?

Pablo: Como comentaba, en una misma noche había probado un juego de deducción social, un juego party creativo y un juego de civilizaciones de 30'. Se me abrieron muchos mundos y muchas posibilidades y eso estuvo buenísimo. Los juegos de mesa me iluminaron en una búsqueda que venía teniendo desde hace mucho ya que siempre me gustó crear cosas y mi plataforma más cercana eran los video juegos y hacer un video juego, digamos, toma mucho tiempo y requiere de varias personas. Los juegos de mesa, por otro lado, permiten el diseño y desarrollo de experiencias muy interesantes pero dentro de mi alcance y eso me re cebó; tanto como jugador como creador.

Emma: Las posibilidades… desde muy temprano me intrigó el poder hacer mucho en un juego de mesa (en su momento lo pensaba “poder hacer en el juego de mesa lo mismo que en un video juego”). Por eso, si bien la primera experiencia real fue la mencionada, mi primer contacto fue leer sobre el Colonos de Catán en una revista un par de años luego de su salida (revista que luego nunca pude volver a ubicar); recuerdo pensar “wow, esto suena como una especie de Age of empires… bah, sin guerra, pero cosechar, intercambiar, construir… quieroooo”

Gonza: Creo que jugar al primero lo que hizo fue confirmar que quería conocer más del maravilloso mundo de los juegos de mesa. El enganche ya vino antes de sentarme a jugar el primero, ver la cantidad de juegos, temas, mecánicas diferentes sin conocer nada de un mundo sin explorar y casi escondido fue lo que más me engancho. Además de que justo me agarro en una época en donde los juegos de video ya no me estaban dando lo que buscaba.

M: ¿Cuál fue el segundo paso que dieron después de probar ese primer juego?

Pablo: En mi caso, empecé a mirar Tabletop con Will Weaton y a investigar sobre qué opciones había acá en Argentina. Por más que ahora lo desprecie un poco, Wheaton ha sido muy importante (tanto para mí como para tantos otros) al momento de interiorizarme en este mundo.

Emma: En su momento fue viciar ese juego MUY intensamente (léase que lo jugamos todos los fines de semana, más de una vez sábado Y domingo, como por 3 meses antes de aflojarle). Luego fueron un par de años hasta que me decidí a incursionar yo mismo en la adquisición. No me lo planteaba porque ya de verlos, se notaba que requerían un promedio de 4 personas para jugarse; y estando en esa época MUY limitado de recursos, prefería no comprar algo que seguramente moriría en mi repisa… ya venía con una experiencia: Heroclix.

Gonza: Seguir buscando, tratar de ubicar donde comprarlos acá en el país, tratar de enganchar a nuestros amigos (sin éxito) y luego buscar gente con la que esté interesada en jugar.

M: Siendo que tenían la misma preocupación por encontrar gente con quién jugar, empiezo a entender cómo terminaron juntándose. Además de hacer el podcast, ¿se juntan seguido a jugar?

Gonza: Nos juntamos bastante seguido a jugar por suerte.

M: ¿Encuentran puntos en común entre sus ludotecas?

Pablo: Intentamos complementar nuestras bibliotecas. Excepto casos muy particulares, intentamos no repetir juegos e, incluso, sugerirle amistosamente un juego a otro para que sea ese quién lo compre.

Emma: Ellos no son cerrados del todo a casi ningún tipo de juego, asi que no les viene mal lo que yo pueda tener, aunque sea para probarlo. En turno, a mi como me gusta casi de todo, me viene bien porque me permite priorizar lo que quiero conseguir, aplazando las cosas que ellos tienen o van a tener.

Gonza: Hay como un acuerdo tácito de complementar nuestras bibliotecas. Cada uno se especializa en algo y eso hace que la biblioteca conjunta se vaya ramificando lo cual está bueno. Emma al tener un espectro tan abierto de gustos ha comprado cosas que yo deseo tener en mi biblioteca personal y pablo también, de hecho.

Pablo: Afortunadamente, nuestra idea de un buen juego es compartida entre los tres en mayor o menor medida y eso ayuda a que nuestra biblioteca sea muy variada pero consistente cualitativamente.

M: ¿En qué puntos coinciden y en qué puntos se diferencian sus ludotecas?

Pablo: Creo que mi ludoteca y la de Gonza tienen bastantes puntos en común por el tipo de juego que nos gusta jugar y solemos tener a mano siempre.

Emma: La de Pablo es como el catálogo de los greatest hits de Bauza, la de Gonzalo como un Rahdo recommends’. Me gustan bastante casi todos los juegos en ambas.

Gonza: La de Pablo la veo temáticamente parecida a la mía, lo que la diferencia es quizá que él posee juegos un poco más friendly y de menor duración.  Hoy por hoy viendo mi ludoteca predominan los euros y los fillers. Nuestro objetivo es que predominen los Euros pesados, tanto de componentes, duración y/o  en el sentido de que presenten un desafío mental.

Pablo: En general tengo juegos cortos (menos de 2 horas), hay muchos juegos que involucran dados y tantos otros de cartas exclusivamente. Por último, creo que, exceptuando el Bang!, ninguno tiene eliminación de jugador.

Gonza: Y la de Emma es la más variada de todas , dentro conviven perfectamente el City of Horror y el Tzolk-in sin ningún tipo de problema. Hay para todos los gustos.

Pablo: En general, Emma es más de cajas grandes y juegos de mayor duración y más fuertes temáticamente. Igual, agradezco que tengamos a disposición su ludoteca para ampliar el espectro de elecciones posibles.

Emma: Diría que es el hecho de que intento mantener una selección variada, en todo sentido: tipos de juegos (euro, party, ameritrash, etc), duración, cantidad de jugadores…

20150921_184201

Ludoteca de Gonza

M: Más allá de tratar que los juegos no se repitan entre sus ludotecas, ¿qué otras cosas toman en cuenta a la hora de decidir que nuevos juegos comprar?

Gonza: Generalmente el proceso es así: Yo (Gonzalo) busco juegos que se adecúen a la siguientes criterios: que sea un euro, que no sea de conflicto directo (o tenga lo menos posible), que se pueda jugar bien de a 2 jugadores y en lo posible que tenga muchos componentes (tantos de madera, preferiblemente o cartón).

Emma: Ciertamente me llaman la atención los juegos de Bruno Cathala, Vlaada Chvatil, Antoine Bauza y algún diseñador más, en esos casos paro la oreja. Fuera de eso, simplemente de tanto en tanto me sumergo en Youtube a ver reseñas, o en BGG y abro la página de algún juego aleatoriamente… y veo si me enciende la chispa de la curiosidad. Si algo me atrajo la atención, intento verme 2 o 3 reseñas de reseñadores con distintas formas de pensar, ver algúna partida grabada.

Pablo: Antes que nada, reviso si hay alguna versión digital para probarlo. Me ha pasado que sitios como Yucata o Board Game Arena me han dado una gran mano para darme cuenta que juegos que creía interesantes no lo eran en absoluto y viceversa. De todas maneras, estas experiencias no son tan fiables para saber si un juego está bueno o no pero, por lo menos, da una idea de cuán atractivas pueden ser las mecánicas.

Gonza: El método de Pablo esta bueno, porque podés interactuar con el juego en sí y verlo casi de primera mano. Lo malo es que la cantidad de juegos en plataformas digitales y online es acotado. Y, por lo menos a mí me suma mucho el tema de componentes. Por ejemplo, había visto el Palaces of Carrara en Boar Game Arena un par de veces pero jamás me atrajo en lo más mínimo. Hasta que vi que vos Mati lo llevaste a la Geek Out el otro día y, si bien no lo jugué, visualmente me encantó y ahora le di una chance en BGA y es un Juegazo (sí, ya lo metí en mi whislist).

Emma: Desde luego, si puedo probarlo también lo hago, pero pocas veces se ha dado eso. De todos modos no me es problema porque normalmente con leer las reglas suelo darme una idea muy buena de cómo va a ser para mi la experiencia de juego.

Gonza: En mi caso en particular yo no puedo dilucidar, como Emma, en base solo al manual si un juego es o no para mí. Necesito ver de manera física el tablero desplegado sobre una mesa y cómo cada parte interactúa entre sí.

M: Emma mencionaba las reseñas en video, ¿tienen algún referente en cuyo criterio confíen?

Gonza: Suelo basarme mucho en las reviews de Richard “Rahdo” Ham. Cuando encuentro algo que a mí me gusta y posiblemente a Morena también, se lo muestro a ella. Le hago ver algunas reviews, le doy mi punto de vista sobre el juego, lo analizamos un poco más y si ella finalmente da su visto bueno lo agrego a la wishlist. Como soy inquieto, ansioso e impaciente yo sigo indagando en el juego, veo más reviews y unboxings, busco en el foro más reviews (trato de buscar reviews positivas y negativas) si el juego en cuestión logra sobrevivir esa segunda ronda de investigación queda efectivamente en la wishlist.

Pablo: Gente como Tom Vasel, Zee García, Rahdo y Rodney Smith me han ayudado muchísimo a decidirme por sí o por no. Por último, mas no menos importante, está el factor de la colección. ¿Necesito un cooperativo más en mi colección? ¿Voy a jugar realmente a este juego más de 3 veces en mi vida? ¿Voy a tener que comprar varias expansiones para sacarle jugo? ¿Es demasiado caro para el uso que voy a darle? Esas preguntas terminan filtrando el 80% de mis juegos.

M: Un punto paradójico es que cuanto más crece la colección, más difícil es encontrar juegos que aporten valor a la ludoteca. Al principio es mucho más sencillo porque todo es novedoso. ¿Cuáles fueron los primeros juegos que compraron?

Pablo: Fue un Carcassonne que le pedí a mi hermano que me regalara para mi cumpleaños. Y si bien ya casi no lo juego, tengo que admitir que le tengo cariño por ser mi primer pieza de la colección.

Emma: En realidad cuando por fin decidí meterme en este mundillo, lo hice con una compra más o menos importante: Civilization: The Board Game,  Dixit, Letters from WhitechapelMice and MysticsResistance, Shadows Over Camelot, Zombie Dice, Say Anything, Runewars Revised Edition, Ultimate Werewolf, Illuminati y  Hannibal - Rome vs. Carthage

Gonza: Justamente fue el Carcassonne, a mediados del 2012. Lo compré sin saber absolutamente nada del juego. Compré a un vendedor vía Facebook el Munchkin en español (había visto que lo jugaron en Tabletop y me pareció genial el juego). Cuando pasé a retirarlo por su departamento me atendió su hermano, estaba avisado de que yo iba a retirar el juego.  Busca el Munchkin y no lo encuentra por ningún lado, lo llama al hermano y le dice del inconveniente. Luego de unos segundos al teléfono me pasa el teléfono a mí, me comunico con el vendedor y me dice que lo disculpe que creyó que tenía una copia de más del Munchkin y que por eso me la había vendido y blablablá, cuestión es que me dice que para reponer el error que me hacía un descuento en algún otro juego que tenía ahí (sobre una mesa llena de otros juegos nuevos). Miro la mesa y como no conocía casi ningún juego le pregunto por el Carcassonne que me había llamado la atención. Me hace un super descuento, no me acuerdo de cuanto exactamente pero si me acuerdo que me salió 150$ más de lo que salía el munchkin. Así que ese día me fui con un Carcassonne en vez del Munchkin y casi al mismo precio. A la noche me habla por Facebook el vendedor y me dice que al final sí estaba la copia del Munchkin pero que el hermano no la pudo encontrar. Y después de pedirme millones de veces disculpas se ofreció a venderme el Munchkin con un descuento y además me lo alcanzó hasta el laburo de mi vieja.  Las vueltas del destino hicieron que conozca un juego el cual amamos al instante que no estaba planeado llevarme. El mismo destino quiso que compre el Munchkin también jaja.

M: No es curioso que dos de tres hayan comenzado su ludoteca con Carcassonne, un excelente juego introductorio. El caso de Emma es mucho más extraño, ¿cómo fue que terminaste comprando todo eso?

Emma: Tuvo que ver un poco con lo hablado: tras probar ese primer juego y viciarlo mucho, fui jugando el de otros. No planteaba adquirirlos yo mismo en primer orden por cuestiones monetarias, y al venir a Capital, por cuestiones de “no tengo la gente para jugar esto”. Hasta que un día me dije “chau, me meto de cabeza. La gente la consigo” Y así lo hice: compré los juegos, y tras eso me metí en BGG y empecé a convocar personas afines a este mundillo. De allí salieron este par.

20151022_215223

Ludoteca de Emma

M: Tengo la teoría de que el tipo de juegos que cada uno compra habla bastante de la personalidad, ¿están de acuerdo con esta afirmación?

Pablo: Yo creería que sí pero la verdad es que me cuesta mucho sacar la ficha de alguien según sus juegos. Supongo que tiene que ver con que no conozco a nadie que tenga juegos exclusivamente de un tipo.Emma: Sin duda alguna.

Gonza: Yo sostengo que sí. Como uno se maneja en la vida es como uno se maneja un poco en los juegos, aunque también los juegos proponen un poco que te pongas en los zapatos de otra persona y actúes en consecuencia. Pero la elección de los juegos que uno pone en su ludoteca creo que está relacionada estrechamente con la personalidad de uno.

M: Algo que descubrimos con las entrevistas previas es que los juegos de la infancia suelen marcar el tipo de juegos que disfrutamos de adultos. ¿Conservan algún juego de la niñez?

Pablo: Si bien ninguno sobrevivió entero, me he topado recientemente con mis copias del Jumanji  (mi primer encuentro con dados de 8 caras) y del Trust Financiero, la versión porteña del Monopoly. Los que sí han sido tratados con más respeto son el Carrera de Mente y el Pictionary por su estatus de juego familiar. Esos aún siguen apareciendo en algunas navidades y/o cumpleaños.

Emma: No aquí, sino en Bahía en la casa de mis viejos: TEG La Revancha, El juego de la vida y Clue aún subsisten ahí.

Gonza: En algún lugar todavía están guardados algunos mazos de cartas cromy, seguramente estén incompletos. Y no hace mucho había encontrado el juego de mesa de Jumanji pero lamentablemente el dispositivo del centro que te revela el texto de las cartas no estaba dentro de la caja, así que dudo que sea jugable.

M: Es sorprendente como una vez más se refuerza la teoría. Curiosamente los que tienen las ludotecas más similares entre sí, conservan el Jumanji, mientras que Emma conserva el TEG. Escucho sus reflexiones al respecto.

Emma: Mmm lo conservo allá en Bahía por un tema de recuerdos, difícilmente lo jugaría hoy día. Dicho eso, sin duda soy el que más disfruta de los juegos confrontativos de los 3, por mucho.

Gonza: Yo antes de conocer los juegos de mesa y antes de conocer lo que se denomina un “Euro” recuerdo que también en algún punto disfrutaba de jugar interminables partidas de TEG con amigos. Hoy ni en broma me siento a jugarlo. Aun así sigue siendo cierto que Emma disfruta más los juegos de confrontación directa que nosotros.Pablo: Yo nunca tuve el TEG pero, más allá de eso, sí creo que Emma disfruta más de los juegos confrontativos que nosotros. Igual, tengo la idea que yo solía disfrutar del trasheo. Ya no; he madurado.

M: La conclusión es unánime.Volviendo al presente, ¿cuál es el juego más preciado de sus ludotecas?

Emma: Creo que podría decir el Fury of Dracula, porque además de ser un muy lindo juego (en componentes y en su funcionar en sí), ya no se consigue (no va a reimprimirse, ya que ahora en semanas sale a la venta la siguiente edición de Fantasy Flight, que por lo que vi tiene muchas modificaciones… tendré que ojearla)Es un juego de movimiento oculto, subgénero del mayor, más poblado género de "deducción". Un jugador encarna a Drácula, ubicando la acción una década después de lo ocurrido en la novela de Bram Stoker. Se plantea en el juego que en realidad de alguna forma Drácula sobrevivió, y que tras recuperarse desea retomar el plan de crear varias novias vampiro, suficientes hasta poder dominar Europa.1 a 4 jugadores más van a tomar el control de 4 cazadores (Mina Harker, Van Helsing, Lord Godalming y Dr Seward), y van a ir recorriendo Europa tratando de encontrarlo. Ellos se mueven a plena vista con miniaturas en el mapa, Drácula jugando boca abajo cartas sobre el tablero, de un mazo en el que tiene una carta de cada ciudad. De caerle un cazador encima, deben pelear. Si Drácula muere, ganan los Cazadores, si no, él escapa y el juego sigue hasta que lo encuentren y maten, o él logre crear a las novias. El juego es super temático, con cartas de evento, items para los cazadores, Drácula tiene cartas de acciones para pelear y otras para moverse, disponiendo de unas pocas o todas según sea día o noche (el juego hace distinción en el contador de turnos). Es genial.

Pablo: La joya de mi colección es mi versión de the Resistance (The Resistance 1942). No porque tenga un valor de coleccionísmo ni sea una maravilla en su producción sino porque fue el primer juego que decidí rediseñar (gráficamente) y que me sirvió para darme cuenta que quizás tenía una chance de trabajar en la industria de los juegos de mesa. 2 años después, me encontré con la grata noticia de que mi versión es un éxito en Europa Oriental. Asumo que el innecesario y extendido uso de hoces y martillos en ese rediseño puede haber sido un punto crítico de atracción.

M: Vos fuiste el encargado del diseño gráfico de Dias de Radio, ¿te sirvió esta experiencia previa para ese trabajo?Pablo: El trabajo de diseño gráfico se disfruta en las primeras piezas y se vuelve horriblemente tedioso en la decimoquinta pieza y armar el Resistance 1942 me preparó un poco a lo que se venía. Además, la reacción positiva por parte de la gente que había dado con mi versión me dio mucho animo para ver qué más podía diseñar. Luego, por el podcast "La Barca del infinito" me enteré del proyecto de Ale y se me ocurrió escribirle a Juan Carballal a ver si me podía colar como diseñador. En ese caso, la idea del juego me había re copado y ya podía imaginarme todo el diseño en mi cabeza.

M: Hablando del Días de Radio, ¿tienen juegos de mesa nacionales?Pablo: En efecto. Creo que el que más jugué fue el Días de Radio pero hay varios más en mi colección.

Emma:  Por ahora solo Oni, pero si todo acompaña, entre fin de año y los primeros 2 meses del año que viene pienso conseguir Días de Radio, Los Viajes del Capitán Foucault (se me pasó el tiempo del idéame como un salame), L.E.D., Imperios Milenarios, iCubo, Magus y Kinmo probablemente. Hay algún otro que podría ser, pero primordialmente el objetivo serán esos.

Gonza: De momento tengo el ONI. Planeo comprar el Dias de Radio y el Capitán Foucault. El Kinmo no pude probarlo pero se ve muy lindo así que trataré de comprarlo cuando sea el momento. El iCubo llamó mi atención pero no pude probarlo.

M: ¿Tienen entre sus juegos alguno que no sea demasiado conocido y puedan recomendar?

Gonza: Quizá en alguna medida el Trajan, de Stefan Feld. O también puede que el Robinson Crusoe sea un poco desconocido. Ambos juegazos.

Pablo: El Mutant Chronicles. Un juego diseñado por Nate French y Eric M. Lang (dos grandes diseñadores de Fantasy Flight Games) que resultó ser un estrepitoso fracaso comercial por sus ridículamente grandes miniaturas y su excesivo costo. Al parecer el mundo no estaba preparado para eso. Quizás si hubiese tenido algo de combate espacial y se hubiera basado en una franquicia más conocida habría tenido alguna chance. Sea como sea, el Mutant Chronicles es un juego de combate táctico de miniaturas muy simple pero con algunas mecánicas muy piolas que no he visto en otros juegos.

DSC03995

Ludoteca Pablo

M: El hacer el podcast hace que tengan que investigar y estar al tanto de lo que sucede en el mundo de los juegos, ¿esto les da más ganas de comprarse juegos, o por el contrario sirve como placebo?

Pablo: Nah, estamos re cebados todo el día. Nos tiramos unos a otros links de juegos para que explote el hype y alguien termine comprando algo.

Emma: Ni una cosa ni la otra… bah, quizás un poco lo primero, al estar más consciente de las cosas hermosas que existen, más las que van saliendo.

Gonza: Si hacemos un gráfico compras en función de tiempo veríamos que después de comenzar a hacer el podcast hay un abrupto incremento.

M: ¿Tienen juegos en vista para futuras compras?

Pablo: Lamentablemente serán expansiones del juego de cartas del Señor de los Anillos de Fantasy flight Games. Sí, lamentablemente.

Emma: Nevermore, Welcome to the dungeon, Dragon Run y Traders of Osaka.

Gonza: A futuro cercano están en camino el Keyflower con sus dos expansiones y La Granja.Y en un futuro no tan lejano espero comprar el Jaipur y Tash KalarY luego seguramente vengan el Dungeon Lords, Fields of Arle, Last will y Vinhos o Co2

M: La clásica pregunta para finalizar la investigación es, ¿cómo imaginan el futuro de sus ludotecas?

Emma: Estimo que lo más probable, si todo acompaña, es que seguirá creciendo. 300 sería un buen número…

Pablo: Como metodología de vida intento no acumular cosas que no necesito y esto también se traduce a juegos de mesa. Seguramente mi colección crezca con el devenir de los años pero me estoy volviendo cada vez más quisquilloso para elegir y comprar. Además, con la cantidad de juegos que hay disponible en las bibliotecas de mis amigos, puedo despreocuparme por mi ludoteca un rato. ¿Crecerá? Seguro pero lo hará con juegos que valgan la pena.

Gonza: Espero que siga creciendo. Espero que llegue el día que por el peso mismo de tantos meeples y cubos de madera se empieza a doblar los estantes del mueble. Cuando eso ocurra un chico y una chica tendrán dibujadas una sonrisa de oreja a oreja.

M: Muchas gracias por prestarse a que les revolvamos sus ludotecas y seguiremos de cerca con la investigación escuchando como siempre el podcast “Se Viene la Lluvia”.